Además de permitir familiarizarse con el uso del ordenador, pueden mejorar la atención y la discriminación visual y auditiva, potenciar el razonamiento, la reflexión y el pensamiento deductivo; mejorar la rapidez de respuesta, desarrollar la capacidad para anticiparse a las consecuencias de las propias acciones, aumentar la coordinación ojo-mano, potenciar la creatividad y la imaginación, etc.
¿Pueden tener efectos nocivos sobre sus usuarios?
 

Depende. Parece posible afirmar que no es el videojuego en sí, sino un contenido inapropiado y, sobre todo, su uso desmesurado, lo que puede generar algunos efectos no deseables sobre quien lo utiliza. Sin embargo, sí parece demostrado que en los videojuegos con temática violenta, a partir de un determinado nivel de uso, considerado excesivo, o cuando el contenido agresivo supera ciertos límites, los niveles de agresividad y ansiedad de los usuarios también aumentan.

En cualquier caso, estas consecuencias no se derivan sólo del uso de los videojuegos “no recomendables” sino que tendría los mismos efectos abusar de películas de contenido violento o, por ejemplo, vivir en un entorno agresivo. Algo similar ocurriría respecto a las propuestas de juego con contenidos sexistas o racistas.
¿Es necesario establecer ciertas pautas para su utilización?
 
Sí. Debemos procurar que el niño/a haga un uso moderado y adecuado de los videojuegos y que combine éstos con otro tipo de juegos y juguetes. En cuanto a las condiciones de uso, es recomendable que no se sitúen demasiado cerca de la pantalla, que no se utilicen durante periodos de tiempo prolongados y que dispongan de suficiente iluminación. Finalmente, es importante que el adulto acompañe y supervise al niño/a durante su tiempo de juego.
 
¿Qué criterios debemos seguir para su selección?
 

Debemos buscar juegos que sean adecuados a la edad de cada niño/a, que contengan mensajes apropiados (no divulgadores de actitudes sexistas, racistas o violentas) y que incluyan propuestas variadas (estrategia, aventuras, juegos deportivos...). Además, es conveniente que permitan el juego en compañía, que potencien algún tipo de aprendizaje y, por supuesto, que resulten divertidos. La responsabilidad en relación con los contenidos de los videojuegos debe ser compartida.

De ella han de responder quienes los producen, quienes los recomiendan y quienes los compran. Es importante que los adultos no evadamos las responsabilidades que nos corresponden, que dediquemos tiempo a saber qué productos tienen entre manos nuestros hijos e hijas y a ofrecerles alternativas para que disfruten del juego en compañía.


Según los niños/as....¿Qué pueden tener de malo?
 
   
“Aunque los videojuegos son muy divertidos y además entretienen a los niños; pero según mi familia crean adicción, te hacen perder vista y comunicación con los demás”.

María Molla, 10 años
“Los videojuegos son muy enganchosos, para alguna gente nos vicia mucho y nunca lo puedes dejar sólo lo dejas cuando tienes una edad sobre los 50 años”.

Paco Carbonell, 10 años

“Los videojuegos aíslan del mundo real”.

Paco Esdápez, 10 años
“Algunos juegos son de matar y nos hacen pensar cosas negativas”.

Julia Martínez, 10 años
“A veces quitan el tiempo, porque me entretengo jugando y no hago los deberes”.

Anabel Cazorla, 9 años
“Cuando te enganchas a los videojuegos te surgen problemas, con los estudios, etc.”

María Esdápez, 10 años
“Estar enganchado es un problema”.

Ángela Agulló, 10 años
 
     
Según los niños/as....¿Dónde reside su encanto?
 
 
“Me gustan los videojuegos porque permiten cosas que no se pueden hacer en la vida real”.

Javier García, 10 años
“A mi me gustan porque te sientes como si fueras el muñeco de la pantalla y si fallas es como si te pasase de verdad: es una cosa que no se puede explicar, porque te lo pasas muy bien”.

Mercedes López, 10 años

 
“Me gustan los juegos porque te entretienes y te diviertes mucho y aprendes al mismo tiempo”.

Yasmina Henares, 8 años
“Me encantan porque son muy reales. Yo juego sólo los fines de semana porque si no no estudio”.

Víctor Escribano , 10 años
   
 
Según los niños/as....¿Suelen ser de temáticas apropiadas?
 
 
“A mí me gustan mucho los videojuegos agresivos pero yo nunca pensaré comprarme una pistola ni coger un cuchillo”.

Paco Carbonell, 10 años
“Pero lo malo de los videojuegos es que algunos se pasan de la raya, por el abuso de la violencia”.

Ángel Fermosell, 10 años

 
“Los creadores de los videojuegos son un poco machistas porque la mayoría de juegos son o para chicas o para chicos. Me gustaría que los juegos fueran para los dos sexos”.

Natalia Candela, 10 años
“Los CD-rom, algunos son divertidos, pero algunos son para aprender cosas”.

Julia Martínez, 10 años
“Algunas veces no me gustan porque son violentos”.

Alicia Serrano, 10 años
 
¿Qué otras cosas dicen los niños y niñas sobre los videojuegos?
 
 
“Los videojuegos y los juegos de ordenador son un invento del hombre para entretener y educar”.

Ana Dato, 10 años
“En mi casa nos gusta a todos. Mi madre juega al Tetris mi padre al Robocop y mi hermano al Pokémon”.

Rubén García, 10 años

 
“Los padres van a comprarlos, no pueden darse cuenta de los que son violentos, sexistas y racistas, porque los fabricantes no lo indican. Seria mejor que en la etiqueta distinguieran si son para adultos o para niños, como sucede con las películas”.

Alejandro García, 10 años
“Este tipo de entretenimiento ha contagiado a miles de adolescentes”.

Paco Esdápez, 10 años
 
 
* Citas extraídas del II Concurso de redacción sobre el juego y los juguetes convocado por AIJU